Diez razones de peso

Desde hace tiempo se conoce que los íberos usaron un sistema de pesos propio, del que se sabe que la unidad a era superior a o y que esta a su vez era superior a ki. Por el contexto se ha especulado que o sea la abreviatura de otar y que ki lo sea de kitar. En cuanto al peso que representaban en sí, es bastante seguro que otar estuvo entorno a los 42 gramos, pues una pieza discoidal de bronce repujado con plata pesa 44g y un peso discoidal de piedra hallado en Puig de la Misericòrdia de 41,3g muestra una marca o; igualmente hay diversos pesos que se destacan sobre los demás por su material o forma que muestran un peso similar, y existen diversas marcas en otros pesos que confirmarían la realidad de esta afirmación.

Si atribuimos a otar un valor cercano a los 42g, entonces el peso de la copa de plata de La Granjela (606g) vendría a coincidir con la suma de los valores métricos ibéricos que hay en la inscripción que lleva… pero únicamente si se atribuye a este sistema una escalación decimal: 1 a (420g) + 4 o (168g) + 4 ki (16,8). Por lo tanto tenemos una evidencia matemática que a equivale a 10 otar.

granjuela2
Copa de plata (¿mastos?) con inscripción ibérica:               ankisaaRen : a1 o4 ki4

Luego hay un peso, claramente lo es, hallado en el yacimiento de Puig Castellar que contiene la interesante inscripción ustainabaRarban, y que con los conocimientos que actualmente poseemos sobre segmentación ibérica se puede dividir como ustain + abaR + ar + ban. Bien, el peso de este ponderal es de 423,8g, claramente diez veces el peso de otar, por lo que no es demasido especulativo suponer que abaR = a. Esta palabra ha sido identificada además como numeral previamente, y de forma hipotética, se ha relacionado con el vasco hamar ‘diez; decena’.

fig1-ponderal

Mediante el análisis interno, el lexema ar ha sido identificado como genitivo, mientras que ban se ha identificado como artículo indefinido (‘un’) y como numeral (‘uno’) por aparecer en las unidades de ciertas monedas ibéricas. Siguiendo con el vasco, tenemos en batua behin ‘una vez’ (documentado como beñ, que posiblemente haya sufrido una evolución similar a la del vasco sein ‘niño’ desde un antiguo *seni tal como lo han propuesto los vascólogos). Con todo esto se puede traducir la frase como “ustain – decena – de – uno” (es decir “ustain de una decena”).

Quedaría por lo tanto traducir ustain, pero las inscripciones ibéricas no sirven para tener una idea aproximada sobre su significado, aunque por el contexto en el que aparece (un peso) y por la traducción de lo que ya sabemos, el significado podría ser precisamente el de ‘peso’… Volviendo una vez más al vasco, aquí hay un problema pues casi todas las palabras relacionadas con pesos o unidades de peso han sido tomadas del castellano medieval o de las unidades modernas (pisu, zama, arroa, kilo, ontza…); aun y así, existe una palabra que se parece mucho a ustain que es uztai ‘anillo, anilla, aro’; en la siguiente figura aparecen ejemplos de pesos ibéricos.

fig3-ponderal2

La traducción obtenible no tienen nada de especial, pues hay multitud de pesos griegos que tienen inscripciones que especifican qué peso representan. Más datos y referencias en “La palabra ibérica abaŕ ‘diez; decena’ y el sistema decimal a – o – ki” (en prensa).